RCC7 – Puigsacalm por Bracons

Subir el Puigsacalm desde el Coll de Bracons, es la ruta mas frecuentada por los que quieren hacer la cumbre de este emblemático monte de 1.515m. De hecho, con media jornada podemos ir y volver, tanto si la subimos solos o con familia. A pesar de que “haremos piernas”, porque el camino se empinado!.
Tomaremos el vehículo al Camping habiendo cargado poco la mochila: una fruta o bocadillo que nos comeremos a la cumbre; agua para el camino (a pesar de que encontraremos una fuente), un bastón de ayuda y el móvil para hacer fotos y, por si acaso… Si queréis ir mes tranquilos, lleváis también un GPS. Desde Les Preses iremos a Joanetes y subiremos hasta el Coll de Bracons. Extraño será que no haya alguno otro vehículo aparcado..

ruta-puigsacalm_6

El camino nace en la cima  del puerto y ya anuncia que no todo serán flores y violas!: el primer tramo gana altura con rapidez y conviene dosificar las piernas y el cansancio. Pero pronto, el camino decanta hacia poniente y se hace mes placentero en medio de un hayedo. Entonces sube a  la cima de San Bertomeu. En este punto hay un cruce muy señalizado: a la izquierda nos llevaría hacia el pico de el Águila y el valle del Ges. Delante, nos conduciría a la ermita de San Bertomeu de Covidisses y a Vidrà. Nosotros, giraremos a la derecha para ensartarnos por sendero en medio de bosques que planea hasta la Fuente “Tornadissa”. Por el camino, sobre todo en invierno, seguramente pisaremos nieve, dado que, en los rincones, se conservan ventisqueros hasta la primavera.

Un sorbo de agua fresca de la fuente nos ayudará a subir los márgenes que nos sitúan a los Rasos de Manter. Esto ya es otro paisaje: de montaña autentica, con rebaños paciendo y manchas de hierba arrancada que evidencian que un jabalí buscaba raíces. Desde los Rasos a los pies del Puigsacalm, es un tramo especialmente agradable. Nos conviene asegurarnos de haber cerrado las portezuelas porque los rebaños no salgan de su espacio: los conflictos territoriales no son exclusivo de los humanos…

Súbitamente, veremos el pico del Puigsacalm encima nuestro!. Aunque podemos estar fatigados, las piernas ganan con ganas los pocos metros que nos quedan para hacer la cumbre. Calmados los suspiros mas potentes, captaremos la grandeza del lugar con las vistas espectaculares: la Vall d’en Bas, el Camping en Les Preses, la Zona Volcánica, la Alta Garrotxa con los Pirineos al fondo, la planicie del Ampurdán y el Mediterráneo. Mas a la derecha, el Pla de l`Estany, el Gironès y la Selva interior. Con permiso de la niebla, que suele ensartarse por los Llancers y de la Plana de Vic, se contemplan claramente el Montseny y Montserrat.

Antes de hacer el retorno, si disponéis de tiempo y ganas, se recomendable por uno sube y baja hasta el Pic dels Llops (Pico de los Lobos), con su forma de cúpula: seguramente es el monte que disfruta del perfil mas elegante y altivo de la cordillera de Santa Magdalena. Para llegar, bajo mismo del último tramo del Puigsacalm, hay el camino que nos llevará y nos devolverá al mismo lugar. Advertimos de riesgo, en caso de vértigo.
Para volver, haremos la misma ruta, ahora mas alegres por haber hecho la cumbre del Puigsacalm y porque ya sabemos que nos viene bajada: todo el camino esta limpio y muy indicado. Solo hay que ser prudentes en caso de lluvia y barro. No ninguneéis la niebla, que puede aparecer de repente por el lado de Bracons.
Dicho esto: animaos a subir al Puigsacalm!.

Veure la ruta a:  https://www.campingnatura.cat/es/actividades/rutas-a-pie/

Autor: daniel t.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.